ESTUDIO GEOTÉCNICO PREVIO AL CÁLCULO DE CIMENTACIONES O ESTRUCTURAS ¿SI o NO?

ESTUDIO GEOTÉCNICO PREVIO AL CÁLCULO DE CIMENTACIONES O ESTRUCTURAS ¿SI o NO?

Tras los últimos trabajos de cálculo de estructuras, cimentaciones y contenciones realizados en la provincia de Málaga, más concretamente en Torremolinos, Benalmádena, Marbella, Fuengirola y Málaga, y tras la recurrente “discusión” de la necesidad o no de un Estudio Geotécnico previo a los trabajos de cálculo y diseño de la estructura y/o cimentación, hemos decidido la realización del siguiente post, con el objetivo de dar un poco de luz al respecto.

¿Es obligatorio un Estudio Geotécnico?

Durante mucho tiempo el desarrollo de un Estudio Geotécnico ha sido una simple opción o elección del proyectista. Era común escuchar “no te preocupes, tomamos como capacidad resistente del terreno, lo más desfavorable, por ejemplo, 1,5 kg/cm2, y listo” o “la cimentación ha sido diseñada y calculada tomando como referencia los datos de terrenos colindantes” y con mucha suerte quizás se escuchaba “se necesita estudio del suelo para poder tramitar los permisos de construcción, así que no queda otra”.

Actualmente esta visión ha cambiado completamente, debido fundamentalmente a que  el desarrollo del Estudio Geotécnico ya no es una opción sino una obligación, desde la entrada en vigor del Código Técnico de Edificación (2007), el cual constituye el desarrollo normativo de la LOE (38/1999 de 5 de Noviembre), Ley de Ordenación de la Edificación.

Artículo 1591 CÓDIGO CIVIL.

El contratista de un edificio que se arruinase por vicios de la construcción, responde de los daños y perjuicios si la ruina tuviere lugar dentro de diez años, contados desde que concluyó la construcción; igual responsabilidad, y por el mismo tiempo, tendrá el arquitecto que la dirigiere, si se debe la ruina a vicio del suelo o de la dirección.

Si la causa fuere la falta del contratista a las condiciones del contrato, la acción de indemnización durará quince años.

La única excepción que prevé es cuando se cumplan en su totalidad las siguientes condiciones:

  • Edificación técnicamente sencilla.
  • Escasa entidad constructiva.
  • Una sola planta.
  • No tenga un carácter residencial o público.
  • No pueda afectar a la seguridad de las personas.
Estudio Geotécnico

Estudio Geotécnico

Además de cumplir todos estos condicionantes, debemos tener en cuenta que, a no ser que cumplamos también al mismo tiempo de forma estricta todos y cada uno de los requisitos añadidos por la LOE para no tener que contratar un seguro decenal, será prácticamente casi imposible la no obligatoriedad del Estudio Geotécnico.

La UTILIDAD del Estudio Geotécnico, es irrefutable, no es sólo una gestión administrativa obligatoria, sino que es un documento totalmente clave para que el técnico competente pueda diseñar y calcular las cimentaciones y/o elementos estructurales con seguridad y, por otro lado, permite reducir al máximo los costes de construcción, aspecto primordial para todas las partes intervinientes en una obra.

¿Para qué, quién y a quién se contrata un Estudio Geotécnico?

El Estudio Geotécnico, referido al ámbito de la edificación, es el documento que establece las características geotécnicas del terreno, que son necesarias para diseñar y dimensionar las cimentaciones y/o elementos estructurales de edificio a proyectar.

El Estudio Geotécnico puede ser encargado por un promotor, por un particular o por un técnico. El promotor es el primer agente de la edificación según la LOE, y entre sus obligaciones está “facilitar la documentación e información previa necesaria para redactar el proyecto”. Por lo tanto, de forma implícita el promotor es muchas veces el encargado de contratar el Estudio Geotécnico.

El autor del Estudio Geotécnico será el proyectista u otro técnico competente, o en su caso el Director de Obra y contará con el preceptivo visado colegial.

¿Cuando y qué se necesita para contratar un Estudio Geotécnico?

Dado que las conclusiones del Estudio Geotécnico pueden afectar al proyecto en cuanto al diseño estructural e incluso arquitectónico de la obra, se debe acometer en la fase inicial del proyecto.

Antes de la redacción del Estudio Geotécnico, deberá ser aportado al técnico redactor del mismo una documentación previa mínima, tal como:

  • Planta taquimétrica de la parcela.
  • Anteproyecto de las obras incluyendo información básica como:
    • Plano de situación parcela.
    • Plano de emplazamiento obras.
    • Secciones de las obras.
  • Los edificios próximos, servicios y redes subterráneas que existen dentro de la parcela (conducciones, depósitos, centros de transformación, etc).
  • Condicionantes geológicos conocidos (ríos, laderas, rellenos, acantilados, etc).
Estudio Geotécnico

Estudio Geotécnico

¿Qué datos debe aportar el Estudio Geotécnico para el diseño y cálculo de una cimentación, excavación o contención?

En el informe final del Estudio Geotécnico, según el tipo de cimentación y/o elemento estructural (cimentaciones superficiales o profundas, pantallas, elementos de contención, etc…), deben establecerse unos datos específicos, que normalmente encontraremos en gran parte dentro del apartado de conclusiones del Estudio Geotécnico:

 DATOS MÍNIMOS A APORTAR

  • Datos generales para todas las tipologías de cimentación:
    • Diferentes estratos, potencia de cada capa, extensión, clasificación y resultados de ensayos.
    • Cota y propuesta de cimentación.
    • Situación del nivel freático y variaciones previsibles.
    • Cuantificación de la agresividad del terreno y de las aguas que contenga.
    • Caracterización del terreno y coeficientes a emplear para el dimensionado bajo el efecto de la acción sísmica.
    • Asientos totales y diferenciales esperables y admisibles. (estructura del edificio y elementos de contención a cimentar).
    • Taludes estables a corto y largo plazo.
  • Cimentaciones Superficiales (zapatas y losas):
    • Presión vertical admisible (y de hundimiento).
    • Presión vertical admisible de servicio (asientos tolerables).
    • Módulo de balasto (Cimentaciones superficiales).
  • Cimentaciones profundas (pilotes y micropilotes).
    • Resistencia por la punta y por el fuste.
    • Resistencia a tope estructural.
    • Adherencia límite.
  • Elementos de contención (muros de hormigón y pantallas)
    • Parámetros geotécnicos para la determinación de los empujes.
    • Leyes de tensión-desplazamiento.
    • Taludes estables a corto y largo plazo.
CONTACTE CON ACF INGENIERÍA Y LE ASESORAREMOS DESDE LAS ETAPAS MÁS TEMPRANAS DEL DESARROLLO DE SU PROYECTO

¿Qué hay que chequear en un Estudio Geotécnico?

El chequeo consiste en repasar el contenido del Estudio Geotécnico, ver si está completo y qué falta. Uno de los aspectos más importantes de cara al proyectista, es ver si el Estudio Geotécnico proporciona la información suficiente para su futuro proyecto.

Las incidencias que se deben chequear son:

  • La falta de información previa.
  • La falta la descripción de las unidades geotécnicas.
  • Si el número de puntos de estudio es insuficiente o están alineados.
  • Si no se indica las cotas de los sondeos.
  • Si falta indicar el número de muestras, el tipo o la ubicación (la muestra que proporciona el ensayo SPT no es inalterada tipo A)
  • Si la profundidad del reconocimiento es insuficiente.
  • Si faltan ensayos o no son adecuados al tipo de suelo.
  • Si son arcillas o limos y no se han determinado los límites de plasticidad.
  • Si son arenas o gravas y no se han hecho granulometrías.
  • Si se utiliza el edómetro y el suelo no está saturado.
  • Si se citan unos ensayos y no se proporcionan los resultados.
  • Si se presentan unos resultados (por ejemplo, la cohesión o el ángulo de rozamiento interno), sin que consten que se hayan hecho los ensayos necesarios para obtenerlos.
  • Si se realizan ensayos o utilizan aparatos que no están normalizados.
  • Si aparecen resultados de ensayos de laboratorio mecánicos y no se han extraído muestras inalteradas de tipo A.
  • Si los valores que proporciona el Estudio Geotécnico no se han determinado directamente porque proceden de una tabla de valores orientativos o de una corrección.
  • Si falta alguna sección.
  • Si falta recomendar el tipo de cimentación y profundidad.
  • Si la profundidad recomendada no corresponde con la profundidad estudiada.
  • Si faltan recomendaciones constructivas relativas a la excavación, nivel freático, estabilidad de taludes, agresividad o expansividad.
  • Si falta firma o visado colegial.

Como conclusión, podemos afirmar que en prácticamente casi todos los casos, antes de calcular una cimentación o contención, e incluso de proceder al diseño de un edificio, hay que solicitar un Estudio Geotécnico. Este por supuesto tiene un coste, pero hay que tomarlo como una inversión que a la larga es más que rentable, posibilitando adoptar las cimentaciones y medidas que se ajusten a las necesidades, desde el punto de vista económico y de seguridad. A la larga es una inversión que se amortiza inmediatamente y que además nos da una seguridad de estar haciendo las cosas bien y evitar disgustos en el futuro.

En ACF Ingeniería realizamos todo tipo de cálculo de estructuras, cimentaciones y contenciones en la Costa del Sol, principalmente en los términos municipales de Fuengirola, Mijas, Benalmádena, Torremolinos, Málaga, Marbella, San Pedro y Estepona. Le asesoramos desde las etapas tempranas de su proyecto, incluyendo el Estudio Geotécnico.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>